Skip to Content
Latino

Primero en CNN: el representante Ronny Jackson hizo comentarios sexuales, bebió alcohol y tomó sedantes mientras trabajaba como médico de la Casa Blanca, encuentra inspector del Pentágono

(CNN) — El inspector general del Departamento de Defensa ha emitido un reporte mordaz sobre el tiempo en que el representante Ronny Jackson fue médico principal de la Casa Blanca. Concluyó que Jackson hizo comentarios «sexuales y denigrantes» sobre una subordinada, violó la política por beber alcohol mientras estaba en un viaje presidencial y tomó medicamentos para dormir con receta médica que despertó la preocupación de sus colegas sobre su capacidad para brindar la atención adecuada.

Los hallazgos descritos en el informe, que fue obtenido por CNN antes de su publicación esperada el miércoles, provienen de una investigación del inspector general que duró años sobre Jackson, quien actualmente representa a Texas en la Cámara de Representantes y forma parte de la subcomisión de Servicios Armados de la Cámara, supervisando al personal militar, que se lanzó en 2018 y examina las acusaciones que se remontan a su tiempo en el servicio durante las administraciones de Obama y Trump. Los miembros del Congreso fueron informados sobre los hallazgos del informe del inspector el martes, según dos fuentes familiarizadas con el asunto.

En un comunicado a CNN el martes, Jackson afirmó que el informe tenía motivaciones políticas y dijo que el inspector general «resucitó» las viejas acusaciones en su contra porque se negó a «darle la espalda al presidente (Donald) Trump», quien era un partidario vocal de su apuesta por el Congreso en 2020. También le dijo a CNN que rechaza «cualquier acusación de que consumí alcohol mientras estaba trabajando».

Después de entrevistar a 78 testigos y revisar una serie de documentos de la Casa Blanca, los investigadores concluyeron que Jackson, quien alcanzó el rango de Contralmirante, no trató a sus subordinados con dignidad y respeto, participó en una conducta inapropiada que involucró beber alcohol durante dos incidentes y usó medicamentos para dormir durante un viaje al extranjero que generó preocupaciones sobre su capacidad para brindar atención médica al presidente y a otros altos funcionarios, según el informe.

El informe también señala que la investigación sobre Jackson «fue de alcance limitado e improductiva», ya que el abogado de la Casa Blanca bajo Trump insistió en estar presente en todas las entrevistas de los empleados actuales de la Unidad Médica de la Casa Blanca, lo que tuvo un «posible efecto amedrentador» en la investigación.

«Determinamos que el posible efecto amedrentador de su presencia nos impediría recibir un testimonio preciso», afirma el informe, y agrega que el trabajo de campo se detuvo durante aproximadamente 10 meses, entre el 11 de octubre de 2018 y el 22 de agosto de 2019, mientras el inspector general del Departamento de Defensa y el abogado de la Casa Blanca determinaban si la Casa Blanca invocaría el privilegio ejecutivo, lo que finalmente no hizo.

LEE: Director del FBI desmiente teoría conspirativa de que los agitadores en el asalto al Capitolio eran «seguidores falsos de Trump»

Zolpidem (Ambien) y alcohol en viajes con el presidente

Aún así, las conclusiones sobre la conducta de Jackson son impactantes. Las acusaciones sobre su temperamento explosivo y la creación de un entorno de trabajo hostil son constantes a lo largo de su tiempo tanto en las administraciones de Obama como en las de Trump, ya que una «abrumadora mayoría de testigos (56)… que trabajaron con el contralmirante Jackson desde 2012 hasta 2018 nos dijeron que experimentaron personalmente, lo vieron o escucharon de él gritar, maldecir o menospreciar a sus subordinados», dice el informe.

«Muchos de estos testigos describieron el comportamiento de Jackson con palabras y frases como ‘desmoronamientos’, ‘gritos’ sin motivo, ‘furias’, ‘rabietas’, ‘arremetidas’ y ‘agresivo’. Estos testigos también describieron el estilo de liderazgo de Jackson con términos como ‘tirano’, ‘dictador’, ‘maniático del control’, ‘sellos distintivos de miedo e intimidación’, ‘gerente de mie*da’ y ‘no es un líder en absoluto’», agrega.

En un viaje presidencial a Manila del 22 de abril de 2014 al 29 de abril de 2014, cuatro testigos que viajaron con el entonces presidente Barack Obama y Jackson dijeron que Jackson se emborrachaba y hacía comentarios inapropiados sobre una subordinada médica.

Un testigo entrevistado por el inspector general dijo que poco después de llegar a Manila, Jackson comenzó a beber en el vestíbulo del hotel y luego se subió a un automóvil con una bebida en la mano «para salir a la ciudad». Otro testigo dijo que podía oler el alcohol en el aliento de Jackson más tarde esa noche. De vuelta en el hotel, uno de los testigos dijo que vio a Jackson «golpeando» la puerta de la habitación de su subordinada. Cuando abrió la puerta, Jackson dijo: «Te necesito» y «Necesito que vengas a mi habitación».

Los testigos también alegaron que Jackson hizo un comentario sobre los senos y las nalgas de una subordinada médica durante un viaje presidencial a Asia en abril de 2014. «La Testigo 1, una subordinada médica, nos dijo que durante el viaje a Asia, antes de llegar a Manila, Jackson le dijo que una subordinada médica (Testigo 2), que también estaba en el viaje, tenía ‘buenas t*tas’ y ‘qué bonito c*lo’, y que Jackson también le dijo a la Testigo de Manila 1 que le ‘gustaría ver más de sus tatuajes’», dice el informe.

Dos años después, en Bariloche, Argentina, dos testigos le dijeron al inspector general que vieron a Jackson bebiendo una cerveza mientras se desempeñaba como médico del presidente y estaba a cargo de brindar atención médica para un viaje presidencial, a pesar de las regulaciones que se lo prohibían desde 24 horas antes de la llegada del presidente hasta dos horas después de su partida. Jackson, dijeron los testigos, desestimó la regulación como «ridícula». Otra testigo dijo que Jackson más tarde olía a alcohol, aunque no estaba segura de si estaba borracho. Un testigo, identificado en el informe como «Testigo 5 de Bariloche», dijo que Jackson no le olió a alcohol durante el viaje.

Estas dos acusaciones de consumo de alcohol ocurrieron bajo la administración de Obama, pero el informe detalla una serie de incidentes tanto en los periodos de Obama como de Trump en los que Jackson perdió los estribos e insultó a sus subordinados.

De los 60 testigos entrevistados por el Inspector General del Departamento de Defensa sobre el ambiente de mando bajo Jackson, solo 13 tuvieron comentarios positivos, mientras que 38 hablaron sobre comportamiento poco profesional, intimidación y maltrato a los subordinados.

Un testigo dijo que Jackson «estableció un lugar de trabajo donde el miedo y la intimidación eran una especie de sello distintivo de él, su mando y el control de sus subordinados».

Al menos seis testigos, todos ellos personal médico, también dijeron a los investigadores que Jackson tomó zolpidem (conocido como Ambien en EE.UU.), un medicamento recetado que se usa para tratar el insomnio, en vuelos largos mientras estaba de servicio para brindar atención médica a funcionarios del Gobierno, incluido el presidente. Los testigos dijeron que estaban preocupados por el fármaco porque a menudo deja a los usuarios somnolientos y puede afectar el estado de alerta mental de alguien. Pero el informe del inspector señala que no hay restricciones específicas sobre el uso de Ambien durante vuelos largos. Recomienda que la Oficina Militar de la Casa Blanca publique una guía sobre el uso apropiado de zolpidem (Ambien) y drogas similares.

Sin embargo, el informe no corroboró una acusación de que Jackson había destrozado un vehículo del gobierno, una afirmación que se había sumado al colapso de su intento de liderar el Departamento de Asuntos de Veteranos bajo la administración de Trump.

LEE: Trump se enfrenta a cinco investigaciones independientes

Jackson afirma que el informe tiene motivaciones políticas

Jackson se retiró de la Marina en 2019 mientras la investigación del inspector aún estaba en curso, pero dos funcionarios de defensa le dijeron a CNN que ahora podría enfrentar una revisión de la Marina de su salario de jubilación. La paga de jubilación de los militares se basa en el rango más alto en el que una persona se desempeñó con honor. Si los hallazgos del informe validaran un comportamiento menos que honorable, Jackson podría ver reducido su salario de jubilación.

El informe del inspector general recomienda que el secretario de la Marina tome las «medidas apropiadas» con respecto a Jackson.

«Recomendamos que el director de la Oficina Militar de la Casa Blanca emita una guía de aptitudes para el servicio con respecto al uso apropiado de Ambien y medicamentos similares mientras el personal médico está de servicio o de guardia para brindar servicios médicos de emergencia», dice.

En su declaración a CNN el martes, Jackson dijo que «los demócratas están usando este informe para repetir y refritar ataques falsos a mi integridad».

«Estoy orgulloso del ambiente de trabajo que fomenté bajo tres presidentes diferentes de ambos partidos; tomo en serio mi responsabilidad profesional con respecto a las prácticas sobre medicamentos recetados; y rechazo rotundamente cualquier acusación de que consumí alcohol mientras estaba en servicio», Jackson dicho.

«Toda mi vida profesional ha estado definida por el deber y el servicio. He servido honorablemente a mi país en la Marina de Estados Unidos, he servido a pacientes que confiaban en mí para su cuidado, servido a tres presidentes en la Casa Blanca y ahora sirvo a la gente del Distrito 13 de Texas en el Congreso. No me he comportado y nunca me comportaré de una manera que socave la sinceridad con la que hago mi juramento a mi país o mis electores», agregó.

CNN informó anteriormente que la investigación del inspector general se centró en acusaciones de que Jackson estaba periódicamente borracho y haciendo mal manejo de medicamentos recetados.

Trump volvió a nominar a Jackson para recibir una segunda estrella, un aumento en su rango militar, en febrero de 2019, aunque esa promoción no fue aprobada por el Senado. Esto se produjo menos de un año después de que Jackson se retirara de la consideración como candidato de Trump para secretario de Asuntos de Veteranos por acusaciones de que era «abusivo» con sus colegas, manejaba con ligereza los analgésicos recetados y se emborrachaba periódicamente. Jackson había negado todas las acusaciones formuladas en su contra, calificándolas de «completamente falsas y fabricadas».

El exsecretario de la Marina Richard Spencer aprobó la jubilación de Jackson antes de su propia destitución a fines de 2019, dijo previamente a CNN un alto funcionario de defensa.

Author Profile Photo

CNN Newsource

Skip to content