Skip to Content
Latino

El peligro de Sally no termina: hay graves inundaciones en Alabama y Florida

(CNN) — Sally se degradó a tormenta tropical este miércoles, pero persiste su amenaza para Alabama y Florida. El paso lento del ciclón seguirá golpeando partes de los dos estados, afectados desde que tocó tierra como huracán categoría 2.

Los efectos de la tormenta tropical obligaron a rescates por agua, causaron cortes de energía para miles y provocaron la caída de árboles. Además, hay graves inundaciones en Florida y Alabama mientras Sally se mueve a un ritmo agónicamente lento desde la mañana de este miércoles.

«Anticipamos que las evacuaciones podrían ser literalmente miles», dijo David Morgan, sheriff del condado de Escambia en Florida, que incluye a Pensacola, sobre el rescate de personas en vecindarios inundados.

Las inundaciones rodean algunos autos en Pensacola, Florida, durante la mañana de este miércoles.

También se han reportado rescates acuáticos por las consecuencias de Sally en varias comunidades costeras de Alabama y el Panhandle de Florida. En Gulf Shores, Alabama, las casas se inundaron y árboles cayeron sobre los techos, indicó el portavoz de la ciudad Grant Brown.

Una sección del Puente Three-Mile de Pensacola, que conecta con la ciudad de Gulf Breeze, desapareció por Sally, dijo Morgan. «Amigos, va a pasar mucho tiempo… para poder salir de esto», dijo el sheriff.

MIRA: ¿Qué significan las categorías de los huracanes?

Sally toca tierra

Sally tocó tierra como huracán categoría 2 cerca de Gulf Shores, alrededor de las 5:45 a.m., hora de Miami, con vientos de 168 km/h. Horas después se degradó y ahora es una tormenta tropical que registraba vientos de 112 kilómetros por hora hacia la 1 p.m.

Con el ritmo lento de Sally ––que ahora avanza a 8 kilómetros por hora–– algunas áreas de Florida y Alabama ya han acumulado más de 60 centímetros de lluvia. Además, podrían recibir hasta 88 centímetros al final de la tormenta.

El huracán Sally impacta con fuerza en Alabama 1:55

Emergencia por inundaciones y medio millón sin electricidad

Las inundaciones provocadas por Sally han convertido las calles en ríos en Pensacola, Florida, según muestran imágenes de Associated Press. Los fragmentos de escombros peligrosos «se han vuelto demasiado numerosos para detallarlos», advirtió la policía.

«Nada de esto va a desaparecer pronto», dijo a CNN el director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham. «Los vientos, las lluvias torrenciales, el movimiento lento y la marejada ciclónica: esta es una situación peligrosa en todos lados».

(Crédito: Joe Raedle/Getty Images)

En Pensacola Beach, Florida, el sonido de los transformadores explotando y el metal raspando el suelo ––por escombros de techos rotos–– se podía escuchar en la mañana de este miércoles.

Más de 500.000 clientes en Alabama y Florida están sin servicio de energía eléctrica, informó el rastreador de servicios públicos PowerOutage.us.

La oficina del Servicio Meteorológico Nacional en Mobile declaró una emergencia de inundaciones repentinas debido «a la potencial amenaza mortal y daño catastrófico». La zona de advertencia incluye partes de la costa de Alabama y el Panhandle de Florida, incluidos Gulf Shores y Pensacola.

Es posible que las lluvias dejen totales de 25 a 88 centímetros desde Mobile Bay hasta Tallahassee, Florida, según meteorólogos.

Velocidad de Sally

Sally tocó tierra exactamente 16 años después de que el huracán categoría 3 Iván azotara casi que las mismas áreas.

Se espera que la lenta velocidad de Sally continúe todo el miércoles a medida que gira hacia el norte y luego hacia el noreste, llevándose consigo fuertes vientos y más potencial de inundaciones.

El centro de Alabama y el centro de Georgia podrían registrar posiblemente de 10 a 30 centímetros de lluvia, con la posibilidad de importantes inundaciones repentinas. Partes de las Carolinas podrían recibir de 10 a 22 centímetros de lluvia al final de la semana.

Evacuaciones obligatorias se emitieron para gran parte de la costa y áreas bajas desde Mississippi hasta Florida, y se abrieron refugios para ubicar a los evacuados.

Cerca de 600 rescates en Florida debido a Sally

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que «se han realizado casi 600 misiones de búsqueda y rescate con las oficinas del sheriff local en los condados de Escambia, Santa Rosa y Okaloosa» en el oeste de Florida.

Durante una conferencia de prensa este miércoles, DeSantis dijo que «hemos activado a 500 soldados de la Guardia Nacional de Florida».

DeSantis instó a los residentes a quedarse en casa y mantenerse fuera del agua. «La gente debe tener mucho, mucho cuidado. Es peligroso», dijo.

«No intenten salir, podría haber cables eléctricos en el agua. No intenten salir en el autos. Es algo de lo que podrían arrepentirse», dijo el gobernador.

Hay más de 130.000 cortes de energía reportados solo en el condado de Escambia, dijo DeSantis.

Ahora que los fuertes vientos de Sally han amainado, los equipos de servicios públicos están trabajando para restaurar la energía lo más rápido posible.

DeSantis irá a Pensacola este jueves para hacer un recorrido aéreo y examinar los daños, dijo.

Un caimán de 3 metros en Alabama

La marejada ciclónica que produce un huracán es en sí un gran riesgo. Sin embargo, Tina Lambert Bennett, residente de Gulf Shores, Alabama, descubrió un peligro adicional en la marejada que dejó Sally cuando vio un caimán «gigante» en el agua.

«Subí las escaleras para inspeccionar los daños a nuestra propiedad, así como al muelle de nuestros vecinos, miré hacia abajo y vi a este gigante (cocodrilo) en nuestro patio», le dijo a CNN.

Ella explicó que los caimanes son comunes en el área, pero con 3 metros de largo, este era extra grande.

«Somos conscientes de que los tenemos en nuestra área, así como de muchas serpientes venenosas, por lo que sabemos que no debemos caminar en las aguas de la inundación. Me sorprendió el tamaño de este», dijo.

Bennett dijo que Sally, que golpeó temprano esta mañana como un huracán de categoría 2, primero trajo fuertes vientos al área y luego la vida silvestre.

Pedidos de ayuda tras Sally en Florida y Alabama

Las personas han pedido ayuda en los dos estados.

Muchos llamaron al 911 para salir de las áreas inundadas por Sally en Alabama y Florida este miércoles, informaron varios gobiernos locales.

En el condado de Baldwin de Alabama, entre Mobile y Pensacola, la gente llamó al 911 en busca de ayuda. Sin embargo, los trabajadores de emergencia no pudieron responder de inmediato en la madrugada porque las condiciones no eran seguras, dijo la subdirectora de gestión de emergencias del condado, Jenni Guerry.

En el condado de Santa Rosa de Florida, al este de Pensacola, los trabajadores de emergencia solo respondieron a las llamadas por niveles altos de agua en la mañana de este miércoles, debido a que las condiciones climáticas son demasiado peligrosas para los socorristas, dijo el director de seguridad pública Brad Bake.

Un árbol cayó sobre una casa este miércoles en el área de Mobile.

Author Profile Photo

CNN

Comments

Leave a Reply